lunes, 14 de octubre de 2013

Cursa PunK de Vilomara (66)


Este sábado tocaba ir hacia El Pont de Vilomara, para más que disputar, entrenar una maratón de montaña con la Cursa PunK de Vilomara, población cercana a Manresa. Cuando salimos a las 6,30 de la mañana, hacía un frío que pelaba, así que bien abrigados, con las niñas, fuimos para allí. En media hora llegamos, aparcamos al lado de la salida y fui a buscar la camiseta. 




La cursa aunque es gratuita, se subvenciona con la venta de dicha camiseta por 10 Euros, y también solidaria, el que quiere y puede, trae comida para los más necesitados

La salida era un poco más abajo, en el polideportivo del pueblo, abierto para que pudiéramos esperar dentro hasta la hora de salida y luego podernos duchar. Coincidí allí con Diego y Tomás, Marc y su hermano, aparte de ver el conocido bastante delgado...
Salida bastante rápida y empezó la primera subida, aunque hacia frío y yo llevaba manguitos, mucha gente empezó a sacarse la ropa de abrigo...  Estuve detrás de un par de chicas, la cual una de ella, iba con palos, con la costumbre de llevar el pincho hacía detrás, y teniendo que ir con cuidado para que no me sacara un ojo... Llegamos al primer avituallamiento, yo escuchaba una motosierra y pensaba que sería alguien cogiendo leña, pero de eso nada, nos tenían preparada una perfomance...

Una vez avituallados, salí detrás de Diego, que vaya crack, sólo se le escuchaba a él hablando, mientras bajamos por un corriol velozmente hasta el próximo pepinillo. 

Un par de subiditas, buenas vistas, allí perdí ya a Diego, ya que tenía las piernas bastantes cargadas del Trenkakames, y llegamos hasta el siguiente avituallamiento... Preparada una pista americana, pasar por dentro de tubos, saltar entre neumáticos, subir un andamio, je,je... Después del avituallamiento, empezamos a bajar por una trialera, cogimos un trozo de pista, subida en fila por corriol, bajada técnica y antes del siguiente pepino, otro avituallamiento, tortilla de patatas de la abuela (del mercadona), un toro que habla, una enfermera... Los compañeros salen disparados, yo me lo tomo con un poco más de calma, cervecita, bocata de chopet, chocolate... Me pongo las botas, por si acaso... empiezo con el estómago hinchado la subidita, detrás un par de chicos con una chica, hasta el techo de la cursa, una vez allí, corriol a tumba abierta, la chica resoplándome por detrás... aguanto bien hasta la subida, voy tirando hasta el km. 30, punto en el cual, me encuentro un compañero que sube, no hay cintas. Vamos para arriba y abajo, buscando el punto, el gps no marca ya que no tiene señal, pero marca hacia la izquierda, nos juntamos unos cuantos, hasta que logramos dar con el camino.. Sigo tirando delante, hasta que veo a Marc y su hermano, cuando logro alcanzarlos, hablo un rato con ellos y me pongo delante hasta el próximo avituallamiento en una ermita. Muy completo, coca cola, pastel, bocatas. 



Allí nos encontramos con los padres de Marc, ellos se quedan allí, los saludo y los emplazo a vernos por el camino. Subiendo me adelantan los dos chicos y la chica y un par de corredores muy fuertes que se habían perdido. Me siento a sacarme las piedras de las bambas y tiro sólo hasta el próximo avituallamiento en subida, casi sin resuello, les digo que no necesito nada y dejando a varios compañeros allí, tiro hacia otro pepinillo. Voy trazando detrás de un par, los adelanto y por detrás puedo ver una hilera de corredores. Cuando coronamos nos encontramos con esto:


Que si veíamos visiones, dice el tío. Menudo es el Raúl. En este avituallamiento tampoco paré, y empieza un corriol para abajo. Voy adelantando a bastante gente fundida, detrás de una chica llamada Berta, la cual es una máquina, ya que me fué imposible seguir su ritmo. Llego por una pista hasta una vaguada, me equivoco de camino, retrocedo,  veo los corredores a lo lejos y les marco el camino. 44 kms. y esto no se acaba... Veo el pueblo, pero nos desvían hacia la izquierda, por unos saltos, que ya con las rodillas tocadas, las hago con las manos en el suelo. Veo un depósito y allí estaban los padres de Marc, me dicen que ya está, gira a la izquierda y todo recto. Por fin, ya con las fuerzas justitas, veo la plaza del Ayuntament, poca gente, los que habían hecho distancias más cortas, ya se habían ido. 46,5 km en 6,43h.




La mejor voluntaria con la bebida para su padre...



En pocas palabras:  run, música y cervecitas...

Saludos a los conocidos y merecida buti con cervecita y ducha. A descansar, que el domingo me toca de voluntario en la cursa de mi club.

2 comentarios:

  1. jajaja, vaja festival us tenien preparat eh!, ja m'ho imaginava que seria d'aquest pal, les punks són molt peculiars...bona crònica!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero no vem gaudir tant com tú...Megacrack.

      Eliminar